cerrar flex-next flex-prev icon-excel icon-facebook icon-flickr-gray icon-flickr icon-fullscreen icon-gal-next icon-gal-prev icon-ham icon-instagram icon-less-blue icon-less icon-linkedin icon-lupa icon-mail icon-menu icon-more-blue icon-more icon-reader icon-share icon-twitter play

Noticias

22 Noviembre 2018
| Pensiones, Seminarios |

Claves de la reforma de pensiones en seminario Clapes UC

Claves de la reforma de pensiones en seminario Clapes UC

Un detallado análisis a la reforma de pensiones propuesta por el Gobierno se realizó hoy en un concurrido seminario organizado por el Centro Latinoamericano de Políticas Económicas y Sociales de la Universidad Católica de Chile, Clapes UC. En la ocasión participaron el ministro de Hacienda, Felipe Larraín; el exministro de esta cartera y profesor asociado de la Escuela de Gobierno de la UC, Rodrigo Valdés; el director del Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales UC, David Bravo, la asesora de la Subsecretaría de Previsión Social, Mónica Titze; y el investigador de Clapes UC, Salvador Valdés.

En su bienvenida el director de Clapes UC, Hernán de Solminihac, destacó que para este centro, las pensiones son una de las principales áreas de investigación, con distintos documentos sobre el tema y la formación del grupo “Mejores Pensiones para Chile”, convocado por Salvador Valdés. “Sabemos que el mundo enfrenta un problema económico serio: las consecuencias del envejecimiento de la población. Chile no es ajeno a esta realidad, y el sistema actual requiere revisarse. Para ello hay que tener una mirada amplia que incluya debatir sobre variados aspectos, desde los incentivos y la sostenibilidad fiscal, hasta el aporte al pilar solidario, entre otros. El resultado del proyecto de Reforma que el Gobierno mandó al Congreso aún es incierto, pero es fundamental que la discusión sea llevada por conceptos técnicos que consideren elementos sociales”, dijo.

En su presentación, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, comenzó haciendo un repaso de la situación del sistema de pensiones chileno, para luego detallar los lineamientos de la reforma. El ministro explicó que el aumento de 4 puntos en la tasa de cotización obligatoria será de cargo al empleador en el caso de trabajadores dependientes y al trabajador en el caso de los independientes. También detalló que el proyecto perfecciona los incentivos al ahorro voluntario y a postergar la edad de retiro y el aporte adicional para futuros pensionados de Clase Media, junto con un aporte equivalente a los establecidos para futuros pensionados, pero con tope mensual de 0,8 UF para los hombres y 1 UF para las mujeres. En cuanto al Pilar Solidario, Larraín mencionó que la Pensión Básica Solidaria tendrá un aumento general de 10% en 2020 y aumento gradual hasta 49,65% en 2024, y para la mejora de la protección de los adultos mayores con dependencia funcional severa, se otorgará un subsidio al 60% más pobre y habrá un seguro obligatorio que se financiará con cotización mensual obligatoria de 0,2% y se pagará como renta vitalicia mensual.

El exministro de Hacienda y profesor asociado de la Escuela de Gobierno UC, Rodrigo Valdés, se centró en el aspecto fiscal de la reforma. “El otro tema que es fácil políticamente, que se va a aprobar aunque creo que es equivocado, es el financiamiento vía holguras. Esta es primera vez que se hace un proyecto de esta magnitud sin una identificación precisa. Es cierto que la reforma de 2008 se hizo sin un cambio tributario, pero se identificaron ahí ingresos que se podían destinar a eso, para la reforma de 2008 teníamos un superávit de 7 puntos del PIB, hoy no estamos en esa situación. Pensar que hay las mismas holguras que en 2008 no es correcto. Yo no estaría tan tranquilo para decir “ya lo hicimos una vez”, expresó.

David Bravo, director del Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales UC, señaló que el proyecto se basa en un diagnóstico sobre el cual hay gran consenso. “El problema central se resume en las bajas pensiones expresadas tanto en términos absolutos como en términos de tasas de reemplazo”, dijo, y recomendó “introducir una institucionalidad autónoma que permita abordar cambios en tasas de cotización futuras y cambios en edades de pensión en base a estudios técnicos sin necesidad de introducir leyes”. Además, destacó la cotización adicional del 4%, la introducción de subsidio y seguro en caso de dependencia funcional severa, los incentivos a la postergación de la edad de pensión y los nuevos beneficios de pensión para la clase media y las mujeres.

Para el investigador de Clapes UC, Salvador Valdés, el proyecto de Ley del gobierno comunica de buena manera la importancia de cotizar seguido; sin embargo, “propone autorizar a contratar ´pensiones´ de renta vitalicia desde 3 UF/mes (para afiliados fuera del Pilar Solidario), pero, denominar así a un monto inferior a la Pensión Básica Solidaria es contradictorio. Hay que reservar el nombre “pensión” a beneficios de cuantía suficiente”, señala el experto. Además, para Valdés la reforma responde de manera adecuada los temores detectados sobre el tema por el grupo Mejores Pensiones para Chile, al crear una nueva rama de la Seguridad Social. La primera adición desde 1952. “Es correcto dejar para después la reformulación del subsidio hacia la entrega de prestaciones, pero faltan medidas para crear las instituciones y reunir los datos que ello requerirá”, señaló el académico.

En cuanto a qué hace la reforma para aumentar las pensiones, Valdés explicó que “sube la tasa de cotización, da incentivos a postergar inicio de pensión, repara el error de 2008 y obliga a cotizar a ingresos por boleta de honorarios. Pero solo cubre sólo al 30% de las horas cuenta propia e independientes, falta el otro 70%. Una sugerencia sería obligar a los empleadores a cotizar también, asignando una renta presunta igual al salario mínimo”.

La asesora de la Subsecretaría de Previsión Social, Mónica Titze, se refirió en su exposición a los beneficios que la reforma trae para la clase media. “Se trata de un aporte mensual para mejorar las pensiones de la clase media, que se pagaría a partir de los 65 años de edad o desde la fecha de pensión si ésta fuera posterior. El monto se expresará en UF y dependerá del número de años cotizados, el género y la edad de retiro”, explicó. Además, el proyecto contempla un Seguro de Lagunas Previsionales, para que durante los periodos de Cesantía el trabajador siga enterando las cotizaciones para pensiones (14% en régimen), seguros de invalidez y sobrevivencia (1,53% actualmente) y para el Seguro de Dependencia (0,2% en régimen).

El seminario finalizó con una ronda de preguntas de los asistentes.

Ve el video aquí.

Presentaciones:

Rodrigo Valdés.

David Bravo.

Salvador Valdés.

Mónica Titze.