cerrar flex-next flex-prev icon-excel icon-facebook icon-flickr-gray icon-flickr icon-fullscreen icon-gal-next icon-gal-prev icon-ham icon-instagram icon-less-blue icon-less icon-linkedin icon-lupa icon-mail icon-menu icon-more-blue icon-more icon-reader icon-share icon-twitter play

Columnas

10 Junio 2019 | Juan Bravo | Empleo

La fragilidad del empleo

Un elemento positivo de las últimas cifras laborales fue que el trabajo dependiente con cotizaciones previsionales lideró la creación anual de empleo. Si bien existen diferencias entre las cifras que arroja la Superintendencia de Pensiones y el INE (la primera en torno a los 170 mil y la segunda, a los 110 mil), este formato es el motor de la generación anual de puestos de trabajo.

Sin embargo, esta no es la única arista que se debe evaluar para monitorear la salud del mercado laboral. También es relevante caracterizar la creación de empleo según la presencia de «subutilización», cifras que publica mes a mes Clapes UC. El subempleo ocurre cuando la persona está trabajando, pero por debajo de su plena capacidad. Este puede ser horario, cuando se trabaja una jornada parcial pero le gustaría y está disponible para trabajar más horas en forma inmediata, o por competencias, cuando la persona está en un empleo que requiere calificaciones inferiores a las que posee. El subempleo es crítico cuando la persona sufre ambas formas simultáneamente.

Al descomponer la creación anual de empleo al trimestre febrero-abril 2019, se aprecia que los empleos que tenían subempleo horario (pero no por competencias) aumentaron en 39.677, los que tenían subempleo por competencias (pero no horario) se incrementaron en 74.571, mientras que el subempleo crítico aumentó en 874. Esta alza anual de 115 mil puestos con subempleo es la más alto desde el 2011 y no debe ser ignorada.

El fenómeno de la automatización genera cambios en el empleo, dejando obsoletos algunos y generando otros nuevos, lo cual, dependiendo de las instituciones y las políticas públicas de un país, puede generar desempleo o subempleo en algunos segmentos.

Uno de los elementos fundamentales que explican el subempleo es la falta de adecuación entre la oferta formativa y la demanda por habilidades del sector productivo. Si bien el proyecto de ley del Gobierno sobre modernización del Sence tiene elementos positivos, es insuficiente, ya que no contiene una nueva arquitectura institucional centrada en un marco que permita una coordinación efectiva entre los diversos actores, de carácter vinculante, que facilite transitar en rutas formativo-laborales mediante puentes entre los distintos tipos de formación (universitaria, técnica, capacitación, etc.). Estos cambios toman tiempo, pero hoy tenemos la oportunidad concreta de hacer algo para estar a la altura de los nuevos desafíos.