cerrar flex-next flex-prev icon-excel icon-facebook icon-flickr-gray icon-flickr icon-fullscreen icon-gal-next icon-gal-prev icon-ham icon-instagram icon-less-blue icon-less icon-linkedin icon-lupa icon-mail icon-menu icon-more-blue icon-more icon-reader icon-share icon-twitter play

Noticias

14 Diciembre 2016
| Políticas Públicas, Seminarios |

Gran debate sobre la reforma al Código de Aguas en Clapes UC

Gran debate sobre la reforma al Código de Aguas en Clapes UC

Con una muy alta asistencia se llevó a cabo el Seminario “Desafíos de las aguas en Chile: ¿Hacia dónde vamos?”, organizado por el Centro Latinoamericano de Políticas Económicas y Sociales de la Universidad Católica, Clapes UC.

El evento contó con la participación del rector de la UC, Ignacio Sánchez; el director de Clapes UC, Felipe Larraín; el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga; el presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), Patricio Crespo; el abogado y doctor en derecho por la Universidad Complutense de Madrid, José Antonio Ramírez; y el economista, presidente de Quiroz & Asociados y PHD en economía por la Universidad de Duke, Jorge Quiroz.

“En este tema hay puntos de vista encontrados y será muy enriquecedor reflexionar junto a los especialistas, en un debate que esperamos aporte al proyecto que aún debe seguir en el Senado. En la Universidad Católica de Chile nos hemos comprometido a trabajar arduamente para crear soluciones a los desafíos que se nos plantean”, dijo el rector de esta casa de estudios, Ignacio Sánchez, al dar la bienvenida a la actividad.

Para el director de Clapes UC, Felipe Larraín hay dos temas clave en esta discusión. “Nos parece que algunas modificaciones son derechamente inconstitucionales. La discusión debió partir en un perfeccionamiento institucional y un aumento presupuestario para la Dirección General de Aguas, y terminó en un paquete de soluciones que podrían agravar las falencias actuales. La economía apenas crece, hay una necesidad de despejar incertidumbres y generar confianzas para mejorar nuestras perspectivas de crecimiento. En ese contexto, este proyecto contiene elementos preocupantes: la modificación de la naturaleza jurídica de los derechos de aprovechamiento de aguas de un derecho de propiedad perpetuo y amparado por la Constitución a una concesión temporal y la revisión a la cual estarán sujetas estas concesiones de aprovechamiento de aguas”, señaló.

El Ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, planteó que los principales principios que inspiran la Reforma al Código de Aguas, son “que se define que el agua tiene un uso prioritario que es el consumo humano, es decir que ante escasez eso es lo primero que se asegura. También se garantizan los derechos de aprovechamiento de aguas que actualmente se están utilizando, favoreciendo la actividad productiva en la agricultura, minería, industria y energía. Y por último, establece un régimen de extinción y caducidad de derechos de aprovechamiento de aguas que no se utilizan, para evitar el acaparamiento y la especulación, beneficiando a quienes sí los usan, al volver los derechos caducados a la cuenca”. El Secretario de Estado enfatizó que “si alguien no está de acuerdo con estos principios, que lo diga derechamente y que no se escude señalando cosas que no son ciertas”.

En opinión del presidente de la SNA, Patricio Crespo la reforma busca “encubrir la grave falta de gestión del Estado, instrumentalizando la crisis para justificar la expropiación solapada de los derechos de aguas. Reemplaza un patrimonio privado por una concesión pública, atentando contra la esencia de todo derecho de propiedad. Es una expropiación encubierta que no indemniza la privación de los derechos”. Cerraron el seminario el abogado José Antonio Ramírez, que señaló que “hay un área muy gris de la interpretación constitucional” del proyecto; y el economista Jorge Quiroz. “Aquí ha habido fallas importantes, más que del mercado, fallas del Estado”, finalizó el experto.