cerrar flex-next flex-prev icon-excel icon-facebook icon-flickr-gray icon-flickr icon-fullscreen icon-gal-next icon-gal-prev icon-ham icon-instagram icon-less-blue icon-less icon-linkedin icon-lupa icon-mail icon-menu icon-more-blue icon-more icon-reader icon-share icon-twitter play

Noticias

05 Septiembre 2017
| Minería |

La productividad de la minería descendió 1,4% en 2016

La productividad de la minería descendió 1,4% en 2016
  • Sin perjuicio de que la PTF cayó, hay que notar que esta es la menor caída desde 2008, año en que se observó un descenso de 0,2% de la PTF.
  • En contraste, la productividad laboral media creció un 8,7% en 2016. Si bien, este dato puede parecer positivo, no hay que perder de vista que en parte importante se explica por la reducción de trabajadores en este sector.
  • La variación de la productividad se alinea con la de los salarios reales en la industria minera en Chile a partir de 2013 aunque entre 2002 y 2012 las remuneraciones reales crecieron a una mayor tasa que la productividad en la minería según estudio de Clapes UC.

 

Productividad Total de Factores (PTF)
En el informe “Análisis de la Productividad Minera en Chile hasta 2016” elaborado por el Centro Latinoamericano de Políticas Económicas y Sociales UC (CLAPES UC), se actualizan y analizan las mediciones de productividad de la industria minera en Chile desde el año 1996 hasta 2016. Para cuantificar la productividad minera nacional se utilizan dos métricas distintas: la Productividad Media Laboral y la Productividad Total de Factores (PTF). La primera de ellas indica el aporte medio de cada trabajador al PIB minero. La PTF, por su parte, es estimada como el residuo entre el PIB minero, el stock de capital y el empleo en la industria.

Acerca de esta última métrica, el documento señala que la PTF ha disminuido fuertemente desde el año base (2000) a la fecha. No obstante, las caídas de esta medida han ido disminuyendo en los últimos años. Al respecto, Rodrigo Cerda destaca que “la PTF descendió 1,4% en 2016, presentando con esto la menor caída desde 2008, año en que se observó un descenso de 0,2% de la PTF”.

Imágenes integradas 1

Respecto al análisis de la evolución de los factores de producción (capital y empleo), Hernán de Solminihac destaca que “a pesar de que en el año 2016 se observó un aumento de 5,7% en el stock de capital minero, la tasa de crecimiento de este factor tuvo una caída importante en 2016, descenso que ha sido continuo desde 2013. Esta desaceleración se debe principalmente a la baja en la inversión de activos de capital fijo”.

Asimismo, los autores destacan que la cantidad de trabajadores en la industria minera nacional disminuyó 11,0% en el año 2016, alcanzando con esto la mayor caída porcentual de empleo minero en los últimos 20 años.

Productividad Media Laboral
Según el informe de Clapes UC, desde el año 2013 a la fecha, el aporte medio de cada trabajador al PIB minero nacional ha crecido a tasas mayores que los salarios reales. El documento destaca que esta brecha resulta un escenario alentador para el desarrollo de la industria en cuestión, pues indica que la productividad por trabajador está relacionada positivamente con su remuneración real.

El estudio desarrollado por De Solminihac, Gonzales, Cerda y Dagá señala que a partir del año 2013, la Productividad Media Laboral en la minería chilena presentó un crecimiento medio anual de 6,7%, mientras que los salarios reales en dicha actividad aumentaron en promedio 1,6% anual en el mismo periodo. En el año 2016, en particular, la productividad por trabajador y los salarios reales aumentaron 8,7% y 2,2%, respectivamente. El alto crecimiento de la productividad por trabajador observado en 2016 se explica principalmente por la fuerte caída del empleo minero que se evidenció en el último año.

Imágenes integradas 2

Comentarios Finales
Ante este análisis, el informe concluye que aún queda espacio de mejora en materia de productividad minera. Para ello, los investigadores resaltan que la participación y alineación de las entidades públicas y privadas es crucial. Por un lado, el Estado debe procurar proporcionar un ambiente propicio para la actividad y la inversión. El sector empresarial, por su parte, debe proporcionar incentivos asociados a la productividad global del proceso, capacitar trabajadores, avanzar en materia de planificación y organización del trabajo, promover innovación, entre otras medidas.”

El documento de trabajo completo estará disponible en este link.