cerrar flex-next flex-prev icon-excel icon-facebook icon-flickr-gray icon-flickr icon-fullscreen icon-gal-next icon-gal-prev icon-ham icon-instagram icon-less-blue icon-less icon-linkedin icon-lupa icon-mail icon-menu icon-more-blue icon-more icon-reader icon-share icon-twitter play

Noticias

12 Junio 2014
| Adultos Mayores |

NUEVO IPC PARA ADULTOS MAYORES EN CHILE

NUEVO IPC PARA ADULTOS MAYORES EN CHILE

Santiago 12 de junio de 2014.- El Director de CLAPES-UC (Centro Latinoamericano de Políticas Económicas y Sociales UC), Felipe Larrain, junto a Rodrigo Cerda, Director Alterno y al Investigador de CLAPES, Luis E. Gonzales C., presentaron hoy nuevos índices de precios para los adultos mayores de Chile. Estos índices, llamados índice IPC-AM e IPC-AMV, buscan capturar el incremento en el costo de vida de los adultos mayores y de los adultos mayores vulnerables.

Los índices que se relacionan con el grupo de adultos mayores son cada vez más importantes debido a la tendencia al alza en el número de personas en esos grupos. En países de la OECD,el porcentaje de la población que tiene 65 años o más, se ha incrementado desde menos de un 9% en 1960 hasta un 15% en 2010 y se espera crecerá hasta un 27% el 2050. En Chile, el porcentaje de la población que tiene 65 años o más, fue de 9% el 2010 y se proyecta crecerá hasta un 22% para el 2050. Así también el porcentaje de población que tiene más de 80 años fue un 2% el 2010, y se estima que crecerá hasta un 7% el 2050.

Según la última encuesta de presupuestos familiares de 2013, los hogares compuestos por todos sus integrantes con 60 o más años alcanzan a medio millón de personas, un 12.4% de los hogares cubiertos por la encuesta.

Dada ésta realidad de envejecimiento de la población chilena, se presenta el índice de precios al consumidor del Adulto Mayor (IPC-AM). El IPC-AM es un promedio ponderado de precios de bienes y servicios que recoge los precios de una canasta representativa del consumo de los hogares, compuestos en su totalidad, por adultos mayores de 60 o más años. De igual manera, y aprovechando los datos por quintil de ingreso de los hogares, se presenta el IPC del Adulto Mayor Vulnerable (IPC-AMV) que permite estimar el costo de vida de los adultos mayores de menores ingresos.

El IPC-AM, a diferencia del IPC, re-pondera las 12 divisiones de la canasta de consumo en función al gasto para el tramo etario de 60 o más años. Por ejemplo, el porcentaje del gasto de la división Salud pasa a 12.1% desde 6.4%, la división de vivienda y servicios básicos pesa un 17.7%, explicado principalmente por la mayor ponderación de las sub-clases de Suministros de Agua y Electricidad, Gas u otros Combustibles, que llegan a sumar un 12% desde un 7.8% del índice de precios general.

Por otro lado, la principal reducción está en la división de Educación que llega a pesar un 0.4% versus un 8.1% en el IPC. Intuitivamente y en función al ciclo de vida de las personas, se evidencia que en la vejez, el ingreso promedio es menor; mucha gente vive solamente con ingresos de su pensión, el incremento en el gasto de salud es mayor debido al natural desgaste biológico y el gasto en educación, en comparación de edades más tempranas, es considerablemente menor ya que la expectativa de culminación de los estudios haya sido lograda antes de los 60 años.

Asimismo, la ponderación del gasto para hogares vulnerables de adultos mayores, a diferencia del índice general, muestra un incremento de más de quince puntos porcentuales de la división de Alimentos y Bebidas no Alcohólicas llegando a pesar 35.1%; el segundo incremento más alto es la división de Vivienda y Servicios Básicos explicado por la sub clase de Electricidad, Gas y otros Combustibles que pesa un 12.2% de un 4.8% en el índice general. Al igual que para todos los hogares de adultos mayores, el IPC-AMV registra un incremento en el gasto en Salud, que pesa un 7.8% en la canasta.

Con dichos índices calculados, se observa que la inflación anual del IPC-AM e IPC-AMV para mayo fue de 5.3% y 5.6% respectivamente, mayores a la inflación del índice de precios general de 4.7% para el mismo mes. Estos datos están mayoritariamente explicados por la evolución de los componentes Alimentos y Bebidas no Alcohólicas cuya incidencia fue 1.5 puntos porcentuales (pp), Viviendas y Servicios Básicos de 1.4pp, Transporte 1.2pp y Salud 0.6pp.

Las aplicaciones de políticas públicas para este indicador son varias. En primer lugar, debemos cuestionarnos si el gasto focalizado en éste segmento etario debe considerar un reajuste acorde a las necesidades de esa etapa, buscando preservar el valor del dinero. De igual manera, y pensando en sus pensiones, es importante evaluar como maximizar el retorno esperado de un paquete de ahorro considerando la inflación de la canasta de productos consumidos a los 60 o más años.

Finalmente, considerando la realidad de la estructura poblacional ahora y en las siguientes décadas en Chile, y en el ánimo de aportar nuevos instrumentos para el mejoramiento del diseño de políticas públicas en nuestro país, CLAPES-UC propone que el IPC-AM e IPC-AMV se utilicen como instrumentos de seguimiento y estimación de las condiciones y costo de vida de los adultos mayores en Chile., Este instrumento permitiría mejorar la calidad de vida de nuestros adultos mayores de hoy y de quienes serán adultos mayores en el futuro.

Para descargar el documento, haga click aquí